viernes, 24 de octubre de 2008

Señor presidente de Cantabria los plumeros nos invaden.

Señor presidente, Miguel Ángel Revilla y resto de políticos que gobiernan Cantabria, ¿hasta cuando vais ha estar mirando como se expanden los plumeros por toda Cantabria?

Desde hace años estamos sufriendo una invasión masiva de una planta procedente de América que se esta multiplicando de modo alarmante por toda nuestra región, me refiero a los famosos plumeros.
En un principio la situación hubiese sido fácil de corregir aunque si se quiere todavía se esta a tiempo.
Primeramente todos desconocíamos la Hierva de la Pampa que así es como se denomina a la planta del plumero y a muchos incluso llegó a gustarles su forma con su peculiar plumero, hasta el punto de que en muchos jardines lucieron y lucen como si de otra planta de jardinería se tratara. Pero lo que nadie se podía imaginar es que esta planta traería a Cantabria años más tarde la mayor destrucción medioambiental de todo el ecosistema llevado a cabo por una planta invasora.

Como todos podemos comprobar cada vez se va adueñando de más y más terreno acabando con las las especies autóctonas y ocupando terreno masivamente. Hasta hace unos años únicamente afectaba de forma considerable a la zona Santander-Torrelavega, pero a día de hoy ya encontramos el plumero diseminado por toda Cantabria. El plumero está rompiendo por completo la imagen del paisaje cántabro, la verde Cantabria poco a poco se esta convirtiendo en amarilla plumero.

Y todo esto parece que quienes nos gobiernan ni lo ven, ni lo entienden, ni se lo toman en serio. ¿Donde está Medio Ambiente?
En una ocasión oí decir a un delegado del gobierno que estaban planteándose la eliminación del plumero a base de soltar cerdos en los terrenos afectados para que se comiesen las plantas y acabasen con ellas ¿pero bueno, de donde habéis sacado esa idea? ¿quien ha discurrido tanto?... entonces tendrán que meter cerdos en marismas, laderas, escolleras de autovía, medianas, solares,...
Mientras que exista la raíz la planta nacerá nuevamente y siempre que logre brotar el plumero la semilla se seguirá esparciendo a través del aire, para empezar lo que hace falta es segar cuando hay que segar y que los de carreteras los corten cuando desbrozan las cunetas que en muchos casos los ven y los esquivan.
Si este problema persiste, dentro de una década la afectación de esta planta será de un 300% y aun será mas dificultoso acabar con ella porque abarcará mayores extensiones de terreno y la inversión para su eliminación también será mayor.

Mucho de lo que antes eran verdes praderas ya son desiertos amarillos de plumeros, allá donde están transmiten sensación de abandono y suciedad.

La pereza e incompetencia de quienes deberían tomar cartas en el asunto sellará para siempre la trastornada y abandonada imagen que tendrá Cantabria.

Será entonces cuando ya solo mediante palabras, se podrá contar lo verde que fue Cantabria.

En el nuestro municipio ya encontramos matas de plumeros en cualquiera de los cuatro pueblos, y en alguno de los casos ya cubren extensiones considerables.

2 comentarios:

Mª Gemma dijo...

La marisma de Santoña esta llenita de esta planta... y cojas la dirección que cojas... la encuentras por todas partes...
Una verdadera pena... ni ministerio de medio ambiente... ni nada...
Me uno a tu queja...
Un abrazo

Anónimo dijo...

Creo recordar que hace unos 20 años esta planta tambien invadia estas zonas y otras muchas.No me cabe duda que algo se hizo para erradicarla,porque hacia tiempo que no se veia de manera tan masiva.Instar a quien competa a que tomen de nuevo cartas en el asunto